viernes, 28 de agosto de 2009

Adiós verano

Parece que fue ayer cuando estrenaba las vacaciones y ¡Dios mío!, cómo se han pasado de rápidas. No me quejo, pero como todo lo bueno se hace corto. Atrás quedan esos días por Noruega, esas semanas por la playita de Torredembarra y ese mes de Agosto, que ya finaliza, por mi tierra, Soria.
He cargado baterías en la piedra energética que se encuentra en la ermita de San Bartolo, en el Cañón del río Lobos, he visitado el paraje de la Fuentona en Muriel Viejo, me he perdido por los recuerdos en Calatañazor, y como los gaiteros, han sido muchas las poblaciones visitadas.

No me podía olvidar de esos torrenos matutinos en el Zafiro y en la Casa del Guarda de Valonsadero, mis cañitas en la Herradores y en el Tubo, mis largos paseos por zona de poetas, mi visita por la exposición de las Edades del Hombre, por cierto con las explicaciones de nuestra guía particular, Mercedes, una maravilla, visita que os aconsejo si todavía no la habéis hecho. Y tantas y tantas cosas y recuerdos a los que recurriré cuando el tedio y el día a día me avasallen.

Ha habido tiempo para todo, pero siempre pienso que todavía podía haberlas aprovechado más y mejor.

Buen año, y ánimo que ya falta menos para comenzar las siguientes.


video

miércoles, 5 de agosto de 2009

Soria, la olvidada


En los más de dos años de vida que tiene este humilde bloc, en muy pocas ocasiones he dejado ver mi vena reivindicativa hacia esta provincia que en muchos aspectos está dejada de la mano de Dios. Claro que se trata de un colectivo que apenas llegamos a los 100.000 habitantes y por tanto es la pescadilla que se muerde la cola, no se dan ni grandes ni pequeñas inversiones porque no hay demasiada gente, y cada vez hay más inmigración y por lo tanto menos gente porque cada vez hay menos estructuras e inversiones que lo permitan.

Desde siempre los políticos no han respondido a las expectativas del pueblo y eso que en ocasiones hemos tenido varios ministros formando parte del gobierno del momento. Cuesta mucho el hacer muy poco, antes se le echaba la culpa a las vacas sagradas que eran las que tenían el dinero y no les interesaba el que Soria progresara y ahora con todos los cambios políticos todo sigue igual. Es lo mismo el color del que gobierna a nivel regional o nacional, nada cambia, todo sigue igual.
Aquí para hacer un tanatorio municipal, desde que se lo piensan hasta que se inaugura pueden pasar más de 7 años. Demasiado tiempo, si eso pasa a nivel municipal, podéis imaginar lo que puede suceder si estas decisiones se tienen que tomar a nivel nacional.

Hace años en la capital surgió una mosca cojonera en forma de plataforma, llamada Soria ya, ha tenido sus momentos de gloria, y después ha estado a punto de desaparecer. Afortunadamente su labor sigue adelante y una de sus preocupaciones, y la de muchos sorianos y sorianas y por tanto la mía es el problema que tiene la capital y provincia a la hora de comunicarse con el resto del estado español, sobre todo por tren.

Si papá tuviera que venir en tren y no viniera de Madrid, lo tendría más que difícil. Es el único servicio que ofrece Renfe, dos trenes diarios a la capital del reino, y creo que tres los viernes. Máquinas que por otra parte todavía funcionan con gasoil y a veces hasta se prenden fuego.
Curiosamente la alta velocidad toca la provincia por la zona de Medinaceli, pero no tiene ni una parada en toda la demarcación. Es en Calatayud el punto más cercano donde esos veloces trenes se dignan a parar unos minutos. Calatayud se encuentra de la capital soriana a noventa kilómetros. Pero como desde Soria a Calatayud no hay actualmente ningún servicio de autobuses que coincida con los horarios del AVE, pues para los sorianos como si no parara.

Y lo peor es que el Ministerio de Fomento tiene previsto en año 2020 unir todas las capitales de provincia con la alta velocidad dejando sólo a Soria fuera de este servicio. Sería el país de Europa con más kilómetros de Alta Velocidad y otra vez esta provincia se quedaría fuera del proyecto. Soria sigue sin existir.

La sociedad soriana no se mueve demasiado. Le pasa como al reloj del antiguo edificio de la Caja de Ahorros, que lleva parado ya bastantes meses marcando las doce en punto. Está aletargada. A veces se han hecho manis porque se cierran los discobares antes de las seis de la madrugada, pero para temas de interés general la sociedad dormita.

Y es esta plataforma , Soria ya, la que modestamente se encarga de ir pinchando aunque sea con alfileres, para que al menos tengamos que cambiar de posición en nuestras largas noches de modorra. Ha recogido más de 7000 firmas para intentar que el Ministerio de Fomento se lo piense. Son muchas. No penséis que los sorianos firmamos así como así.

En otra ocasión os contaré la cantidad de kilómetros que tenemos en la provincia de autopistas aunque seguro que ya os los estáis imaginando.