viernes, 19 de junio de 2009

El paso del fuego en San Pedro Manrique


Se aproxima la víspera de San Juan y por tanto la celebración del paso del Fuego, declarado de Interés Turístico Internacional en el año 2oo8. Acaece en el pueblo soriano de San Pedro Manrique, allí donde se curan esos embutidos tan buenos de “La Hoguera”.

Sobre las diez de la noche, en el anfiteatro de la ermita de la Virgen de la Peña, se prende una pira de leña de roble, cuando la leña deja ya su buen rescoldo, a eso de las doce, se esparcen todas las ascuas formando una alfombra incandescente.
A esa hora comienza el espectáculo. Consiste en pasar esa superficie humeante de cisco sin quemarse, descalzos, llevando generalmente a “arrajones”, a otra persona, que suele ser su mujer, novia o una buena amiga a los compases de una charanga. Los últimos años también ha arraigado el pasar a las autoridades, ellos y ellas, eso sí, siempre encima. Lo suelen pasar sólo los del pueblo, hay una tradición que dice que si lo pasa un foráneo, seguro que se quema. Me costa que algunos pasadores sampedranos también suelen acabar con los pies vendados los días siguientes.
Dicen que la Virgen sólo los protege a ellos. Cuentan que en una ocasión lo intentó pasar el cura de un pueblo vecino y acabó hecho un cristo, la Virgen no tuvo esa deferencia ni siquiera con él.
Para los de San Pedro Manrique, es un orgullo el hacerlo y no veáis los abrazos que se dan después de haber dado esos 6 ó 7 pasos cortos, con decisión, firmeza, como si realmente no sintieran esa fuerte temperatura debajo de sus pies. Los espectadores nos solemos colocar a más de dos metros de distancia porque no se puede aguantar el calor.

Hace años que por las circunstancias no he podido asistir, pero recuerdo que la primera vez que lo vi, sentí emociones diversas al ver lo que esos hombres eran capaces de hacer.

Si por casualidad podéis acudir, id prontito, los últimos años es mucha la gente que se queda fuera del recinto porque ya no cabe ni un alfiler.

Este año me conformaré celebrando la noche de San Juan con mis amigos, aquí en las Cataluñas se tiene por costumbre el reunirse, cenar y terminar la celebración comiendo coca y bebiendo un buen cava.
Feliz noche de San Juan.

11 comentarios:

angela dijo...

Feliz día para tí también Javier. Me encanta que se conserven las tradiciones de los pueblos porque siempre forman parte de su historia. Un abrazo Angela

Quidquid dijo...

Es una tradición de muchas "narices" y suerte tienen de la "protección celestial", pues las brasas...
Que el fuego de las hogueras de San Juan queme los malos momentos y disfrutes de una feliz verbena.
Un cordial saludo,
Luis

Ligia dijo...

Es una tradición para la que hay que tener mucho valor el que la practique. El fuego siempre quedará asociado a San Juan. Abrazos

Abejitas dijo...

La verdad es que no me atrevería a pasarlo :S

Besitos de miel

Luis Lópec dijo...

Ya se acerca el día mágico. Feliz verano, amigo.

juancar347 dijo...

Espero poder asistir el próximo miércoles y disfrutar de la fiesta en directo. El año pasado, en el Cañón del Río Lobos, me cayó un diluvio. Espero que no se repita este año. Feliz San Juan, amigo

TORO SALVAJE dijo...

Lo he visto por la tele y ya me impresiona. Supongo que en directo tiene que ser espectacular.

Saludos.

Mari Carmen dijo...

Son muy valientes, en la vida se me ocurriría hacer algo semejante. Me imagino lo bien que lo pasan y las ganas que tendrán de que pase un año para disfrutar de nuevo de los festejos que abren el verano.

Espero que tú lo pases muy bien, estés donde estés :)

Un abrazo

myself dijo...

Gracias por compartir esta tradición, personalmente no he tenido el gusto de disfrutarla en directo pero espero hacerlo algún día. Buen verano y un saludo.

José María dijo...

A ver si te animas un día y te atreves a pasar tú sobre las brasas. Yo estaré allí para darte el abrazo de rigor y si hace falta para ir a arrajones como decís vosotros.
Lo vi esta mañana en la tele, pero no sé si era de esta localidad.
Ánimo ... y un abrazo

Fugaz dijo...

No se yo si mi marido pasaría conmigo encima sobre las brasas.... mejor no lo imagino siquiera, seguro ardemos los dos.

He visto si no me equivoco alguna vez reportajes de esta tradición, desde luego hay que tener valor todo sea dicho.