lunes, 26 de mayo de 2008

Insomnio


Esta mañana me he levantado con mal genio. He dormido poco y mal. Una sarta de personajes absurdos han desfilado por las intrincadas historias de mis pesadillas. Sin pedir permiso se han colado en mi descanso. Cada vez que despertaba, como atraído por algo inexplicable, volvia sin querer a retomar ese argumento que tanto me atormentaba.
Una y otra vez nos encontrábamos. Dormito. Ahora me giro hacia el otro lado, vueltas y más vueltas. Me duelen los hombros y la cabeza me explota.
Entreabriendo los ojos me doy cuenta de que el tiempo no ha transcurrido. Vuelta a empezar. ¿Dónde lo dejé?. Lo absurdo se adueñaba nuevamente de mi voluntad y sin apenas darme cuenta me iba marcando el paso de esos interminables minutos y horas que me destrozaban.
Y así fue transcurriendo la noche, la interminable noche.
Cuando los primeros rayos del sol se colaron por las rendijas de la persiana de mi habitación, cerré los ojos aún con más fuerza. Quería resistir a incorporarme. Quería continuar en ese estado tan difícil de describir.
Al levantarme no era yo. Mi mente no había podido descansar, había hecho tantas horas extras que ahora se me había declarado en huelga, y sin mi mente despierta, mi cuerpo tampoco funciona como es debido.
Hoy en el trabajo tengo un humor de perros. Al llegar la noche, reventado, apuro los minutos, me resisto a acostarme. Quizás los invisibles fantasmas que se comian mi sueño estuvieran todavía rondando por allí.

10 comentarios:

Ligia dijo...

El insomnio es algo terrible, porque no descansa el cuerpo, y si encima tienes pesadillas, peor porque no descansa la mente. Yo me despierto muchas veces en la noche, pero tengo la suerte de dormirme con facilidad, aunque por la mañana me despierto más molida que una papa...

TOROSALVAJE dijo...

Te entiendo.

Mis pesadillas son de champions. Me despierto gritando justo antes de que me maten en mil modalidades diferentes. Doy la luz. Me calmo y espero a que se vayan para volver a dormir. Es algo tremendo.

Felices sueños.

angela dijo...

No es grato semejante visitante, nos atenaza con pesadillas que a veces a pesar de despertarnos nos siguen persiguiendo. Lo mejor es tener cerca un libro para leer hasta que nos rindamos de nuevo y poder borrar de nuestra mente imágenes desagradables. Te deseo que no se repitan nunca más.Que tengas una buena semana.Y muchas gracias por tu comentario.Un abrazo

Catalina Zentner dijo...

Javier, las noches de insominio, a pesar de lo inquietantes, son preferibles a las pesadillas, al menos durantela vigilia puedes escribir textos radiantes, oscuros o transcendentes.
Del día siguiente, mejor no hablar.
Gracias por tu visita a mis Blogs.

Mari Carmen dijo...

Anda, yo te había dejado un mensaje, hace días, pero no ha aparecido. Bueno, sólo quería decirte que no suelo tener insomnio excepto que alguna preocupación me atenace, pero no suele ser lo habitual. Y pesadillas... ya ni me acuerdo de la última vez que tuve una. Eso sí, siempre que sueño con agua, con grandes cantidades de agua, es que tengo problemas.

Un abrazo

Mari Carmen dijo...

Bueno, hace días no, sorry, ayer :)

Un abrazo

Xesca dijo...

CIELOS!!!

Será un virus generalizado??? Yo llevo un par de noches que bueno, es la una, las dos, las tres... y caramba!! parece la canción de Sabina pero la verdad, eso de quedarse mirando al techo y ver pasar los minutos y las horas desespera al más paciente.

Y lo del humor de perros, sinceramente te doy la razón.. yo estaba que mordía!! Menos mal esta noche pasada sí logré dormir.

Amapola dijo...

El hecho de estar con mal humor, denota que el sueño también te ganó la partida durante el día.....
Saludos, y sonriele al día!

El Tuno Negro dijo...

Duerme, duerme y sueña con ser...

Cecilia Alameda dijo...

Cuando te vas a meter en la cama parece que es la boca de un dragón que te engulle. Es terrible no dormir o dormir mal porque tienes pesadillas, dolores, nervios.