viernes, 16 de mayo de 2008

Refranes


Sabemos que los refranes son sentencias breves, sacadas de la propia experiencia y de la sabiduría del pueblo, que se han ido transmitiendo de generación en generación.
Muchas veces un refrán o dicho popular vale más que cualquier argumentación o explicación. Es una pena que poco a poco vayan desapareciendo del lenguaje coloquial.
Os he comentado en alguna ocasión que me gusta observar y escuchar a los mayores, a esta gente soriana curtida de mil batallas que aunque muchos no han pisado una escuela tienen mucho que enseñarnos. A veces saco papel y boli y voy anotando aquellas palabras, vocablos y expresiones que utilizan ellos pero que ya es difícil oírlas fuera de estas conversaciones peculiares.
Os dejo algunos de ellos :
- Se pierden los dientes pero no simiente.
- Por bueno que sea el caballo, necesita espuelas.
- Quien de joven no trotea, de viejo galopea.
- Treinta días trae Noviembre con Abril, Junio y Septiembre, los demás treinta y uno, excepto Febrero el mocho que sólo trae veintiocho.
- Se tarda más en aparejar a un burro que en consolar a un hombre.
- Si toreas a varios novillos a la vez, alguno acabará metiéndote el cuerno por el culo.
- Ajo, ¿Por qué te has criado tan ruin?, porque no me has plantado por San Martín.
- Me dieron más palos que a un aro cuesta arriba.
- Haz ciento y yerra una, como si no hicieras ninguna.
- Te ves más atao que un gato con dos menudillos.
- Prometer, hasta el meter y una vez metido, olvidado lo prometido.
- A cama pequeña, échate en medio.
- A un burro le hacían obispo y lloraba.
- Abriga bien el pellejo, si quieres llegar a viejo.
- Amor con casada, sólo de pasada.
- El que da lo que tiene antes de la muerte, merece que le den con un canto entre los dientes.
- El que no está acostumbrado a llevar bragas, las costuras le hacen llagas.
- Teta que la mano no cubre, no es teta, que es ubre.
- Mira si está la vida mala que llevo un preservativo con tres parches de bicicleta.
- A la mejor puta se le escapa un pedo. (Con perdón)

8 comentarios:

Ligia dijo...

Muy buenos los refranes y muy ciertos. Muchos de ellos no los había escuchado nunca, pero me ha gustado el de "el que no está acostumbrado a llevar bragas, las costuras le hacen llagas". Un abrazo.

Cecilia Alameda dijo...

Son geniales aunque alguno me ha sonado demasiado actual. Me refiero al penúltimo. Ese "refrán" no tiene pátina de clásico, suena a moderno, ¿no?
La sabiduría de los refranes está reconocida, pero te ha faltado uno que suele atribuirse a quien los usa mucho: niña refranera, niña puñetera.
Un saludo.

Cecilia Alameda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
WAGUVER dijo...

Javier muy buenos los refranes, aquí en Argentina los usamos mucho, te paso algunos muy usados.
No por mucho madrugar se amanece más temprano.
El que quiere celeste, que le cueste. ( Hoy en día mezclan azul y blanco) je
El diablo sabe por diablo, pero más sabe por viejo. ( Martín Fierro)
Hácete amigo del Juez, y no des de que quejarse, siempre es bueno tener, un palenque donde rascarse. ( Martín Fierro)
Estos son algunos, un saludo Walter.

Mari Carmen dijo...

Es en los pueblos donde aún se pueden escuchar algunos refranes, pero van de capa caída, es cierto, sobre todo porque algunos ya se han quedado desfasados y no se ajustan a los tiempos que corren. Aún así resulta curioso y agradable recordarlos, aunque sólo ea por pertenecer a la época de nuestros abuelos y nuestros padres.

Un abrazo y feliz fin de semana :)

Xesca dijo...

Muchos no los había escuchado, pero sí es cierto que la gente mayor los utilizaba mucho más que nosotros (upsss... así me llamo joven) pero siempre me han llamado la atención y desde luego aquí nos obsequias con algunos que me han hecho reír, yo utilizo muchas frases hechas, pero vaya, reconozco que hoy en día esa costumbre se está perdiendo.

Feliz fin de semana!!

José María dijo...

¡ Viva la sabiduría popular !
A mí me encanta; ya sabes que utilizo los refranes con frecuencia; algunos me los has enseñado tú, como el último que enumeras.
Un abrazo.

angela dijo...

Javier, de todos ellos sólo conozco uno, me dá la sensación de que en cada región tiene los suyos.¡ Qué sabios eran nuestros abuelos...!.Un abrazo. Angela