sábado, 28 de marzo de 2009

Prediciones


Añoro tiempos pasados donde quedaba algo a la improvisación, al qué pasará ahora, al con que me encontraré.
Todo ha avanzado a un ritmo espectacular. No hace demasiados años, cuando esperabas una criatura, se vivía con la incertidumbre de si sería niño o niña, hasta que no le veías las orejas, no sabías si le tenías que poner los patucos rosas o azules, ahora, incluso puedes elegir el sexo y la cantidad antes de concevirlo. Qué aburrimiento.

Con la climatología pasa algo parecido, con tanto satélite ya casi no se equivocan con las previsiones, y por eso, este fin de semana que queríamos hacer una buena barbacoa y calçots, pues nada, a suspenderla, con lo bonito que hubiera sido empezar la faena con sol y acabarla con paraguas. Recuerdo, incluso mucho antes que Mariano Medina fuera el rey de los partes, como mi padre y otros hombres de mi pueblo predecían casi sin error el tiempo que haría al día siguiente, sólo observando el cielo y las puestas de sol. Dependiendo de si había marañas o no, se sabía si el día siguiente sería un buen día de trilla, o mirando la luna si había que proteger a los tomates del huerto de la helada que caería. Lógicamente existía el margen de error y ahí estaba la gracia. Hoy todo eso se ha roto. Qué aburrimiento.

Y no te cuento si hablamos de la programación de televisión. Era una aventura el colocarte cada noche delante de ella. Recuerdo que la primera que compraron en casa era una Fercu, en blanco y negro, para más señas. Sólo se sabía el día que ponían Estudio 1, que tanto le gustaba a mi madre. Cenando te encontrabas con sorpresas y eso que sólo había dos cadenas. Hoy con tantas, ya se sabe que nos podemos ir a la cama a las diez o tragarnos los donde estas corazón, los supervivientes de turno o lo que es peor todavía, los grandes hermanos o la noria. Soy consciente también de que si proliferan es por que tienen audiencia. A ver si alguna noche alguna cadena contraprograma y nos sorprende con una buena peli, de lo contrario, cuando miras la penúltima página del periódico de turno, ya sabes que te espera otra noche aciaga. Qué aburrimiento.

Por cierto son casi las diez de la mañana de este sábado de Abril, he mirado por la ventana y está lloviendo. Qué aburrimiento.

10 comentarios:

Ligia dijo...

Pues sí, Javier, un solemne aburrimiento. Menos mal que nos quedará el blog para escribir lo que sentimos de vez en cuando. Llevo una semana de baja por un medio esguince que me hice en un pie, y ya no sé qué hacer aparte de revolverme en el sillón. Encima, aquí no ha parado de llover desde anoche y el día está gris oscuro... Ánimo y abrazos

Abejitas dijo...

Pues, la verdad es que, hemos cambiado mucho, en unas cosas para bien en otras para peor. Si te sirve de consuelo en Canarias ha amanecido lloviendo... algun@s aquí seguimos diciendo que nos vendrá después de la lluvia, ahora según lo visto años anteriores, tocaría viento, y luego calor :P

Besitos de miel
La pequeabeja

Mari Carmen dijo...

Te entiendo muy bien, Javier, sé lo que sientes porque creo que así nos sentimos la mayoria, aunque respecto a la lluvia, aquí también ha comenzado a llover, esta tarde, pero no me molesta ni me resulta aburrido, al contrario, me hace sentir muy bien porque son tardes de ver una peli de las que uno le gustan (por supuesto, no de las que ponen en la tele, en general, porque son las mismas de siempre).

Creo que todos esos avances eran inevitables y por ahí poco podemos esperar en cuanto a la sorpresa, pero yo creo que todavía hay espacio para esperar ese algo nuevo, ese algo diferente, cada día, aunque al final la única sorpresa sea que no nos ha pasado nada, y aún así hay que dar las gracias :)

Un abrazo

Mariaisabel dijo...

Javier, opino como tú , creo que a veces nos han quitado todas esas ilusiones de cuando teníamos mucho menos.
El ejemplo que das, cuando esperábamos un bebé, estoy totalmente de acuerdo contigo. Esperabas la incógnita, el deseo de saber si sería chico o chica, luego nacía el niño-a y fuese lo que fuese estabas con ilusión, pero habías pasado 9 meses con ese interrogante!
Referente a la televisión, otro tanto, pues los programos son malísimos y las pelis modernas son como series norte americanas, sin ninguna gracia. No hay apenas sentimientos, las personas son frías, no parecen de carne y hueso, en fin un verdadero aburrimiento.
Los que vivimos en ciudades pequeñas tenemos pocas posibilidades en tener algún aliciente los domingos por la tarde como ahora, a no ser que vayas a tomar algo en alguna cafetería, pues por el colmo de males nos han sacado los cines de la ciudad y todos estan en centros comerciales.

En fin, amigo, gracias al sufrido ordenador (mi fiel amigo), ahora tengo la posibilidad de contactar con mis amigos bloggeros.
Un abrazo

angela dijo...

Javier, creo que lo que tú sientes nos pasa a muchos... Yo recuerdo aquellas series magníficas como la piovra, la fundación entre otras que nos tenían enganchados ...Ahora la Tv. no merece la pena...Aquí también llueve pero me consuela saber que las tardes son mucho más largas.Que tengas una buena semana.Un abrazo.Angela

José María dijo...

Cuánta razón tienes, compañero. Lo natural de la naturaleza se ha ido al carajo. Aquellos dichos populares, sabios todos ellos, ya no se usan; en parte porque se ha trastocado la naturaleza y en parte porque ni se conocen. Me gusta mucho uno que dice "Borreguitos en el cielo, charquitos en el suelo" o aquel otro "Nos ha jodido Mayo, por no haber llovido a tiempo".
Incluso antes sabías quien te llegaba al aula; ahora ....a ver si llega algún español.
¡Qué aburrimiento !.
Un abrazo

El Tuno Negro dijo...

Que aburrimiento!!

* HADA ISOL dijo...

Comparto contigo lo del aburrimiento! sabes emepcé con una gripe y terminé con neumonía tengo que quedarme en casa por muchos días y ya no sé que hacer para no aburrirme!
A mi aun me gusta mirar el cielo y adivinar que pasará mañana,nosotros miramos los cerros ,si están nublados mañana llueve,y la luna,no me gusta que me digan con tiempo que pasará,ni las cartas me hice tirar jamás(una porque no creo en ellas y otra porque no deseo anticiparme en nada)
La tele que es eso????? hace mucho que no la miro,me aburre mucho,bueno pues nos hemos juntado los quee stamos aburriditos aqui,yo te agradezco tu post porque me haz distraido un ratito GRACIAS!!!!!!
TE DEJO UN FUERTE ABRAZO Y QUE TENGAS UN BUEN DÍA,ESO SI QUE TE DIVIERTAS MUCHO.
PD:Eso del tema de los hijos es verdad,era más lindo esperar al final para saber si era niño o niña!

Quidquid dijo...

Totalmente de acuerdo, amigo.
Con tanto modernismo, nos han fastidiado muchas ilusiones.
Seguiré en tu blog.
Saludos cordiales

Fugaz dijo...

Ayys con lo que a mi me gusta la lluvia, sí, ya lo sé, todo el mundo me lo dice "soy rarita" pero... qué le vamos a hacer. Me encanta y no puedo remediarlo, por eso aunque suene a que es un aburrimiento yo estos días que lleva lloviendo estoy disfrutando porque para no variar, puedo seguir soñando despierta y perderme saltando charcos aún a mi edad.

Un beso!! y disfruta esa lluvia, así no nos van a llenar la cabeza luego con la sequía. Vengaaaaa!!!