lunes, 18 de junio de 2007

¿Cómo hemos sido capaces de sobrevivir?

No me explico como hemos podido aguantar toda la niñez, la adolescencia y después la madurez:

- De niños íbamos en coches sin cinturones de seguridad y en cualquier asiento.

- Subíamos a los remolques de los tractores en marcha y corríamos detrás de la camioneta del de los tejidos " La Confianza" cuando llegaban a Nódalo a vender.

- Sin casco en la bici y sin frenos.

- Bebíamos agua directamente de las fuentes, a menudo apartando los taramocos.

- Hacíamos unos troncomóviles con cojinetes y cuando íbamos por la mitad de la cuesta nos dábamos cuenta de que no teníamos frenos.

- Salíamos a jugar a la calle, hasta que se hacía de noche.

- Sin móvil, ilocalizables.

- A veces nos cortábamos partiendo jamón, nos rompiamos la crisma, se nos mellaban los dientes y nadie tenía la culpa más que nosotos mismos, si te caías al suelo tu madre además te daba un par de guantás por haberte caído.

- Merendábamos pan de hogaza de hacía tres días untado con vino y azúcar.

- De los torrenos, costillas, chorizo..., ni os cuento, y la verdad tampoco estábamos tan gordos, siempre estábamos jugando o calle "pa riba calle pa bajo".

- Y sin colesterol, no nos hacíamos ni un análisis de sangre...

- Bebíamos cuatro de la misma botella y no nos salían ni morreras.

- No teníamos ni videoconsolas, ni tele, ni vídeos, DVD, Internet, sólo teníamos amigos con quien jugar.

- Jugábamos a sacar cromos, que eran el cartoncillo de las cajas de cerillas de un cuadrado con el tacón de una suela de zapatos recortada, a los tres navíos en el mar, a la patá el bote...

- Si le decías a tu madre que el maestro te había castigado, tu madre encima multiplicaba el castigo por tres.

- Si eras mal estudiante podías recuperar a lo largo del curso y hasta repetir...

- Teníamos más libertad, responsabilidad, aprendíamos de los errores y fracasos y del respeto, ni os cuento.

- Después de todo lo comentado ni me imagino como la gente de mi generación hemos llegado a mayores y vivimos como vivimos.

Cómo diría mi madre, cuánta tontería...

2 comentarios:

Pocho dijo...

Hola:
Sospecho que tenemos tres cosas en común: nuestro origen geográfico, el hecho de que tenemos bitácora y que ambas han sido citadas en el mismo número de Heraldo de Soria.
Un saludo.

Javier dijo...

Agradezco vuestras entradas me hace sentir que todavía estoy vivito y coleando.
Gracias