sábado, 5 de enero de 2008

Todo llega y todo pasa...


En esta vida me siento privigilegiado en muchos aspectos. Uno de ellos son las vacaciones que de tanto en tanto vamos disfrutando. Pero como todo lo bueno, también éstas de Navidad se van agotando.
Cuando siento el aliento de los camellos de sus majestades me va cambiando el semblante. Por cierto, eso de los Reyes Magos los de antes, esperando un regalo durante todo un año y encima a veces se equivocaban, traían lo que les venía bien, no lo que les habías pedido. Como rabieta me dan ganas de comentarles a todos los niños que eso de los Reyes Magos es un cuento chino y que el que más se aprovecha de todo ello es el Corte Inglés, si no que se lo pregunten a la Visa de sus padres. Luchemos un poquito todos contra este consumismo que no nos deja vivir.¡Será por ilusiones!!

1 comentario:

Melba dijo...

Hola, Javier, creo que actualmente quedan poquísimos miños que creen en el regalo de los Reyes Magos-caso de España-o del Niño Jesús o de Santa Claus-caso de América.

La lucha contra el consumismo es muy importante y debemos promoverla.

Saludos nicas

♥ ♥