domingo, 17 de febrero de 2008

Adelante


Y la vida sigue... Afortunadamente. Después del hoy viene el mañana. Vendrán esos atardeceres luminosos que nos dejan boquiabiertos. Me imagino que los amaneceres serán incluso más bonitos, pero hace mucho que no madrugo tanto. Mi padre sí que sabe de eso, y de escuchar los primeros trinos de lo pajarillos que se despiertan con los primeras luces, los jodidos todavía madrugan más que él.
Y como no, vendrán esos ratillos al lado de la lumbre, viendo las ascuas chisporrotear, jugando con las mostindas de ceniza al lado de esas trébedes que han sujetado miles de veces ese puchero descascarillado, ver esas llamas que consumen esa madera de carrasco que ahora sí, ahora no, alcanzan diferentes alturas, como queriéndonos hipnotizar. Me encanta mirar la lumbre jugando con las tenazas entre los dedos. Me gusta sentir su calor, sobretodo esos días fríos de invierno y dejarme envolver por ese humillo que a veces se hace en la cocina...

Hay muchas y pequeñas cosas por las que merece la pena seguir adelante.

9 comentarios:

Livaex dijo...

¡Y que lo digas! A veces las cosas más simples son las que verdaderamente nos hace continuar con la ilusión. Hay que seguir adelante. Por cierto, me encanta el vocablo: "trébedes" (lo tuve que buscar en el diccionario...) Un saludo. Ligia

Anónimo dijo...

Aviso para navegantes, si el Soria Casi Verde os invita a pasar unos días en Soria, fijaros en el utensilio de la derecha de la foto, son unas parrillas y es una insinuación, los invitados son los que tienen que llenarlas.

Tu cuñao.

Anónimo dijo...

Por cierto, el otro día, en esa misma lumbre me salió una careta espectacular.

Melba dijo...

Hola, sí, la vida sigue y hay que continuar. Sigue disfrutando del buen sabor de las cosas simples y buenas. ¡Adelante!

Salud♥s

*LaDy SiSiaK* dijo...

sip... la vida te otorga algunos placeres, pero siempre alcanzan a tener individualidad, convirtiéndose en personas. Luego hay personas que son placer en único. Placer es pasarme de nuevo x tu blog.

Los pekeños, por otro lado, mejor no abusar.

BESOS

Anónimo dijo...

Muchas y pequeñas cosas...
como por ejemplo, hacer posible una sonrisa en medio de la tormenta interior que invade a quienes sufrieron una gran pérdida repentina...
Creo que hoy alguien se sintió muy arropada entre tod@s nosotr@s, y ver esbozar una sonrisa o saber que tendrá pequeños momentos de sosiego alguien que estaba tan mal, es una delas cosas que más ánimo y ganas de seguir adelante debiera darnos a tod@s... El coraje y la leccion de Vida que pueden llegar a transmitirnos las personas que peor están.

Un abrazo.
Esa sonrisa entre lágrimas ha sido una delas pequeñas cosas, tantísimas... que personalmente me hace más fácil seguir adelante y ver la posibilidad luchar por un mañana mejor, tratando de remendar en ocasiones este mundillo hecho jirones.

lamaladelapelicula dijo...

Qué bueno leer una bocanada de aire desde Soria.

Me quedo encantada,

un beso

lágrima de esperanza dijo...

Siempre hay un motivo para seguir adelante, por muy mal que se vean las cosas, no podemos permitirnos tirar la toalla.Como bien ha dicho uno de los anónimos siempre habrá personas que luchan cada día para que el mañana sea mejor y tienden una mano a los demás. Gracias Javier,personalmente,y por ese post...Un abrazo

luz de gas dijo...

Esos pequeños detalles, mantienen el gran peso del día a día en ocasiones. Ese fuego del que hablas y que muestras además, cuántos ratos mirándolo y ,sintiendo que rompe lo que tanto pesa. Agradable el fuego, qué placentero estar al lado.
Agradezco tus visitas , todo un placer verte allí, y venir por aquí. Saludos