miércoles, 13 de febrero de 2008

Hasta siempre...


Estoy hecho polvo. Mal. Muy mal. Este mediodía nos han dado la noticia de la muerte de un compañero. Si ya de por sí la presencia de la muerte es dura, todavía lo es más en circustancias excepcionales, como ésta.
No llego a pensar lo que le puede pasar a una persona por la mente para ser su propio verdugo, pero es así.
Hace unos días era una persona superactiva, dicharachera, amable, un buen compañero y ante un problema más o menos latoso, todo se le viene encima. Todo se va al traste y adiós.
Hasta siempre compañero.

7 comentarios:

Melba dijo...

Qué pena. Lo siento muchísimo. Un abraz♥.

*LaDy SiSiaK* dijo...

No puedo sentirlo porque ni le conozco, ni te conozco, simplemente puedo decir "feliz partida, feliz reencuentro" La Diosa, se encargará de hacerle recapacitar, perdonar y darle una nueva oportunidad en otra vida.

WAGUVER dijo...

No llores si me amas
¡ Si conocieras el don de Dios
Y lo que es el cielo!........
Si pudieras oír el cántico de los ángeles
Y verme en medio de ellos ...!
Si por un instante pudieras contemplar,
como yo, la belleza, ante la cual
las bellezas palidecen .
¿Me has amado en el país
de las sombras y no te resignas a verme
en el de las inmutables realidades?
Créeme, cuando llegue el día
que Dios ha fijado,
y tu alma venga a este cielo,
en que te ha precedido la mía,
volverás a ver a este corazón
que siempre te ama, con todas
sus ternuras purificadas,
Transfigurado y feliz,
no ya esperando la muerte,
sino avanzando contigo por senderos de luz,
Enjuga tu llanto, no llores si me amas.

SAN AGUSTÍN

Un fuerte abrazo
Walter

Livaex dijo...

Da mucha tristeza una cosa de éstas, más cuando no sabes lo que ha rondado por su cabeza. Mucho ánimo para los que quedan dándole vueltas al asunto. Un saludo. Ligia

mj dijo...

“Posem paraules al dolor,
la pena que no parla murmura en el fons del cor
fins que no pot més,
i el trenca”

W. Shakespeare

"Pongamos palabras al dolor,
la pena que no habla murmura en el fondo del corazón
hasta que no puede más,
y lo rompe"

Shakespeare


Nunca encontramos explicaciones a las muertes inesperadas... y menos en estas circunstancias.
Únicamente no comprendemos, ni debemos esforzarnos por encontrar alguna explicación lógica,porque sólo él conocia los motivos que le llevaran a eso.
Creo que debemos recordarle como era, con ese sentido del humor que siempre tenía, pensando en los buenos momentos que compartimos con él.

Un abrazo, y ánimo, Javier... todos estamos impresionados y muy afectados... Ahora nos toca ayudar a los niños a superar esta pérdida y "poner palabras al dolor", para poder expresarlo y que no se rompan por dentro.

Anaïs Nit dijo...

Da mucho miedo asomarse a ese abismo. Nada parece crecer en el campo de la desesperación. Y nos deja a todos sin respuestas.

¿Quién soy yo? dijo...

Muchos ánimos, es doloroso, pero hay que seguir caminando. Estas cosas, desgraciadamente, forman parte de la vida. Un abrazo.