lunes, 24 de marzo de 2008

San Bartolo




A raíz de un comentario de lady sisiak en la entrada anterior haciendo referencia al punto energético que se halla en la ermita de San Bartolo, os comentaré que esta ermita se encuentra a 17 km. del Burgo de Osma, enclavada dentro de un paraje singular, en el cañón del río Lobos.
Es conveniente pasear por la zona y levantar la vista, seguro que veremos a esos majestuosos buitres leonados dándonos la bienvenida, estaremos acompañados tanto a derecha como a izquierda por pinos, sabinas y robles, y al fondo del cañón, que fue declarado Parque natural en 1985, nos sorprenderán unas curiosas grutas que junto con otras que hay por la zona son el plato más apetecido de los espeleólogos.

La ermita que combina el románico y el gótico, según los entendidos fue construída allá por el S XIII en honor a San Bartolo, santo honrado por la orden del temple, ni que decir tiene que este enclave templario está rodeado de algo que lo convierte en singular. Se encuentra en el punto equidistante, medido en metros entre los límites más externos al este y al oeste de la Península Ibérica como son el cabo de Creus y el de Finisterre.

El día 24 de Agosto se celebra una romería en el lugar, allí acudí ya hace bastantes años por no tener otra cosa que hacer, curiosamente se saca en procesión a la Virgen de la Salud, que también se encuentra en la misma ermita, a la izquierda del altar mayor. Cual fue mi sorpresa al ver como casi todos los asistentes a la romería, unos descalzos y otros calzados se colocaban sobre una piedra, una losa más desgastada que las demás, de espaldas al rosetón que la ilumina y mirando a la Virgen, por no ser menos allí me coloqué después de aguantar una fila interminable y… ahora que os lo estoy contando se me está poniendo la piel de gallina, es difícil de relatar la experiencia, un cosquilleo recorrió toda mi espalda, los hombros tomaron vida por sí mismos y no veáis como se relajaron, me asistió una calma, una quietud, una tranquilidad interior, que me hizo permanecer allí unos minutos. Repetí la experiencia un par de veces más con el mismo resultado. Conté mis sensaciones a las personas que me acompañaban e intentaron repetir la vivencia, pero sin éxito, no llegaron a sentir nada especial.

Desde aquel año no falto a mi sesión , por lo menos anual, de esta carga positiva, de ese bienestar, de ese relax, de ese estado de quietud, de ese no sé qué que incluso actúa posteriormente en mí, sólo con pensarlo.

13 comentarios:

Galmaran dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Livaex dijo...

Un punto energético? Pero quién lo da, la Virgen o San Bartolo? Nunca lo había oído pero es muy interesante. Saludos.

Anónimo dijo...

El punto de energía lo da el paisaje, el entorno y el paseo con esas vistas tan maravillosas, la Virgen y San Bartolo no creo que den nada.

Tu cuñao

Gracias, es hoy.

Tienes flojos a los Gongoras

Mari Carmen dijo...

Tengo una amiga segoviana que vivió durante mucho tiempo en Burgo de Osma y, efectivamente, me hablaba mucho de ese paraje. Debe ser magnífico. Tendré que apuntarlo en la agenda porque como dice 'tu cuñao', yo creo que más que la ermita, o el santo, debe ser la gloria del paisaje, su quietud, su bonanza, lo que hace que el alma se expanda y uno se sienta transportado.

Un abrazo :)

Javier dijo...

Sólo he tratado de daros a conocer mi experiencia. Si algún día tenéis la suerte de visitar la ermita vereís que la piedra esta superdesgastada y algo tendrá el agua cuando la bendicen.

Para los aficionados a la lectura os recomiendo La meta secreta de los templarios de Juan García Atienza.

Y por último algunos apuntes que he encontrado diseminados por el mundo virtual:

Todo el cañón parece haber sido testigo de manifestaciones espirituales pretéritas, no hay más que ver las pequeñas oquedades que taladran los muros del valle y que muy bien pudieran haber sido viviendas eremíticas. Algunas de ellas están enriquecidas con pinturas rupestres de la primera edad del Hierro (Cueva Conejos), otras tienen sepulturas quizá de antiguos cenobitas.

Su autoría templaria es indudable. En un entorno de gran magnetismo y poder la ermita se sitúa en el fondo de una cañón, el de Río Lobos. De nuevo el término lobo tan relacionado con el viejo dios de aquel enigmático pueblo precelta, los ligures. Un espléndido desfiladero conduce hacia la edificación. Nos recibe una estrella de cinco puntas invertida, un pentagrama, señal de la gran importancia que poseía ese lugar, apartado de cualquier ruta de importancia, para los monjes del Temple.
Presencia de antiguos cultos, cuevas, ancestrales tradiciones precristianas tiñen un lugar más allá de cualquier duda, mágico.

Como han dicho algunos, San Bartolo tuvo que ser un lugar secreto, dispuesto para alguna ceremonia iniciática o mágica de los heterodoxos mílites del Temple. Es muy significativa la elección de este lugar, cercano a una falla geológica (la de San Leonardo), junto a una cueva que claramente tuvo una utilización religiosa en el más remoto pasado y en un paisaje que por su misma esencia invita al recogimiento y la abstracción mental.

Co Dios

Alimontero dijo...

porque tu actitud es de apertura, porque buscas de manera diferente...porque tu Ser busca "el contacto" y éste se aproxima...conoce tu alma...jamás encontrarás otra persona con la misma reacción ante esa accion...
"muchos los llamados... pocos los escogidos"
Te abrazo amorosamente...

Ali

mj dijo...

Tuve una sensación parecida en un paraje que también está relacionado con la orden del temple, aunque no es muy conocido: la "Cueva de la Luna", en Titulcia... (y no me refiero al restaurante que hay sobre ella).

Fue una sensación difícil de explicar con palabras, de las más extrañas y especiales que he sentido en mi vida.
Bajar las escaleras prácticamente a oscuras, recorrer ese lugar y contemplar sus galerías (lo que de ellas se apreciaba), pasar del miedo inicial a sentir esa paz interior y un hormigueo francamente indescriptible, únicamente iluminada por la tenue luz de una vela...
Resultó algo mágico y muy muy especial...
No me cabe duda de que aquel espacio fue en su momento lugar de iniciación, culto y peregrinaje.
Muchas personas de varios paises, en determinadas fechas, sobretodo coincidiendo con los solsticios, también van por allí.

Como la ermita de San Bartolo (ubicada en el cañón de Río Lobos), también se considera que La Cueva de la Luna está en un enclave telúrico de gran magnetismo (entre dos ríos, Jarama y Tajuña), donde las personas extremadamente sensibles perciben ese tipo de sensaciones, y como la mayor parte de localizaciones templarias, alberga estratégicamente una gran simbología a nivel geográfico, matemático y astroNómico cuya gnosis escapa a los "profanos".


Espero visitar algún día esa ermita de San Bartolo.

.:Un Abrazo Fraterno:.

*LaDy SiSiaK* dijo...

jajjajaja gracias cariño, como ya te dije es un sitio que tengo pendiente por ir...

Anecdota, como siempre...

Los cristianos tomaron la festividad de los paganos, la noche de sanjuan, es equivalante a Litha en la tradicion pagana. Aunque eso sospecho que ya lo sabías...sobre ese subidon energético no perceptible por los demás, te digo, estate pendiente, que tienes poderío... ya sabes como soy con mis cosmadas, tómatelo como quieras

De nuevo gracias y besos!!!

icue dijo...

cada vez que te visito despiertas en mi el deseo de visitar esa gran tierra, me estoy planteando poder hacerlo, ya que no la conozco y me encantaria verla y disfrutarla.
Un abrazo

angela dijo...

Hace aproximadamente cuatro veranos regresando de Francia por Huesca decidimos hacer un alto en Soria y más tiempo en Burgo de Osma, magnifíca catedral... ¡ qué lástima que fuese la fiesta patronal... ! Demasiada gente, y no pudimos ver el pueblo como nos hubiese gustado... compramos unas pastas ¡deliciosas! y decidimos que algun día volveríamos... Tu tierra es hermosa ¡ merece la pena volver...Un saludo de Angela

Gema (El hilo de Penélope) dijo...

Yo había oido hablar de estos lugares de fuerza y no lo comprendía la verdad. Para que engañarnos, me parecian invenciones de la gente. Hasta que yo pasé por una experiencia similar en Santiago de Compostela.
Así que me apunto el sitio, solo pr el paisaje ya merece la pena viajar allí.

josep estruel dijo...

Yo aun no he tenido la oportunidad de estar allí.Unos amigos mios,con su autocaravana si lo conocen y muy bien.¡Cuantas veces me hablan de allí¡
Su blog(recien estrenado)es SANDRA-PEDRO Y KEPA-TODOS CON LA CASA A CUESTAS.
Les diré que vengan a tu blog de visita.
Un saludo.


TIENES UN VIRUS. GALMARAN
TIRALO A LA PAPELERA SIN ABRIR.

sandraypedro dijo...

En el puente del 6 y 8 de diciembre estubimos en el cañon, y nos encanto el sitio a pesar de que el tiempo no nos acompaño, lo recorrimos en bici, con los buitres acompañandonos. Tambien estubimos Oxama.
Esperamos poder volver con mejor tiempo, para poder disfrutar mejor de tan maravillosos paisajes.