viernes, 25 de abril de 2008

Hijos


Apreciados hijos,

sólo cuatro líneas para deciros que por aquí, por vuestra casa, todo bien, unos viven mejor que otros, pero no nos podemos quejar a Dios gracias.

Aprovecho la presente para recordaos alguna cosilla, dada vuestra frágil memoria:
- Que el día del padre fue no hace muchos días.
- Que el día de la madre será en breve.
- Que vuestra casa no es un hotelillo donde todo os lo dan hecho.
- Que la ropa sucia no tiene patas y allá donde la dejáis permanece hasta que alguien, va y la recoge.
- Que en el diccionario también hay una palabra de la que desconocéis el significado, es la palabra orden.
- Que si no compráis una barra de pan, no hay pan a la hora de comer a mediodía.
- Que la ropa del tendedero, después de tres días ya está seca y hay que recogerla.
- Que si pasáis un dedo por la estantería de vuestra habitación y deja marca, es polvo.
- Que el dentífrico y los geles de ducha hay que taparlos.
- Que en la nevera hay siempre comida y ese refresco que os gusta porque alguien ha ido a comprarlo.
- Que el papel de baño no lo trae ningún perro en la boca, por muy suave que sea.
- Que ya tenéis años, entre los dos 44, para solucionar vuestros problemas.
- Que por falta de no repetir siempre lo mismo, no quedará.
- Que seguiremos insistiendo, ya que todavía no tengo la idea de ir a un programa de televisión a que me solucionen el problema, de momento.

Vuestro padre que os quiere.

15 comentarios:

Cecilia Alameda dijo...

Unos más y otros un poco menos, pero todos los padres suscribirían estos recordatorios para los hijos. Ellos, seguramente, tendrán que recordarles las normas a quienes ellos alumbren.
¿Nos pasó a nosotros con nuestros padres?

Livaex dijo...

De verdad tienes ese "problema" con tus hijos? o es solo un relato? Dependiendo de la edad, casi todos pasan por lo mismo. De todas formas, y sin ánimo de quitarle importancia, ojalá esos fueran todos los dolores de cabeza que nos dan los hijos, y que conste que no me puedo quejar de los míos... Un abrazo

Mari Carmen dijo...

Amigo mío, es batalla perdida, te lo digo yo, y te lo dirán todos los padres porque es la tónica general :) Todo se acabará -uno espera que sí- en cuantito que salgan por la puerta para irse a su casita. Por eso, toda esa lista que has escrito me suena, vaya si me suena. Pero como te digo... es cosa perdida. A pesar de todo, uno les quiere. Qué se le va a hacer... :)

Un abrazo y feliz fin de semana.

José María dijo...

Compañero.... ya veo que estás hasta .... ahí. Ya hemos hablado de estas cosas varias veces. Y la pregunta sigue siendo ¿por qué son casi todos así?. Estoy seguro que nosotros, como padres, algo tenemos que ver. ¡Ay, si pudiéramos repetir la jugada!.
De todas formas, como dice "livaex", ojalá sean estos los únicos problemas que planteen.
Un abrazo.

Carlos dijo...

Estoooo! Opinando sobre el tema.
Aupa Soria!
Aupa el Numancia!
Esto, de que estabamos hablando?
De los hijos.
Ah! bueno, vale
Es un momento complicado.
Un saludo y valor y al toro.
Carlos

angela dijo...

Bieeeeeen. Ya samos dos... Yo le digo al mío que esta casa no es un hotel ...Pero me queda el consuelo de que cuando lleguen a tenr cierta edad "nos diran que razón tenían mis padres" y serán ellos quien eduquen y nosotros mimaremos a nuestros nietos fururos.Un saludo desde el norte...Angela

Jacqueline dijo...

Se solicita permiso para copiar y publicar en refrigerador familiar.

El fantasma del castillo dijo...

Cuanta razon tienes Javier...se cansa uno, de repetir las cosas. Cecicila..a tu pregunta: Nunca me consintiero esto. besitos

M.TeReSa dijo...

Siguiendo las instrucciones de El fanasma, entro en tu blog para darle una mirada y que me encuentro??? con mas instrucciones,jajajaja, ostras creo que lo imprimire i lo colgare en la puerta de la habitacion de mis hijos, a ver si lo leen y se enteran de una vez puesto que escuchar ya les resulta dificil !!!!!
Ahota que no nos escuchan, yo creo que nosotros mismos somos los que de alguna forma permitimos que esto suceda, analizadlo y vereis.
Un abrazo a todos!!!!
Seguire navegando por tu blog.

koborron dijo...

Gracias por la información sobre San Baudelio, que al fin le he puesto forma.
Saludos
de la parte Berlanga

TOROSALVAJE dijo...

Que cierto es.

Tendrían que ponerlo en la puerta de cada casa.

Saludos.

josep estruel dijo...

Donde habré oido esto antes...?
-¡Ah,si¡,en el manual de....
"COMO CONSEGUIR QUE VUESTRO HIJO SE HAGA LA CAMA EN CUATRO CORTOS AÑOS"
Javier,has estado genial.
Un saludo.

WAGUVER dijo...

Como dijo Jacqueline, solicito permiso para copiar e imprimir, lo pondré en la puerta de la heladera y en el reverso de la puerta de los baños; eso si le agregaría “buen provecho me levanto de la mesa”.
Y le doy gracias a Dios, que estos sean los únicos inconvenientes con mis hijos adolescentes de 18 y 14 años.
Un saludo desde Argentina
Walter

Marcelo dijo...

Yo me encuentro ahora repitiendo las mismas palabras que me decía mi madre al respecto, como una especie de reencarnación del problema y donde van cambiando los protagonistas mientras la ropa sigue ahí, en cualquier lado...

Xesca dijo...

Qué bueno lo que escribiste!!!!!!

Pero creo que esto es como un ciclo que se repite, yo me veo a menudo diciéndole a mi hija lo mismo que oía de mi madre y lo peor, CON LAS MISMAS PALABRAS!!! (cielos será genético?) y me callo y me escucho... y pienso... Vaya!! y al final acabo riéndome por no enfadarme vamos, que mi hija pasa de mí como yo lo hice con mi mamá.