jueves, 24 de mayo de 2007

A MI PADRE


Fuiste a nacer por Nafría
que de llana tiene todo,
canturriando y canturriando
a Nódalo viniste andando.

De tu madre no te acuerdas
ya que muy pronto murió,
muy canutas las pasaste
hasta que encontraste a Leonor.

Muy jovencitos pasasteis
por la vicaría, ¡Por Dios!
Sábado Agés , por más señas,
ya han transcurrido cincuenta,
cincuenta no, cincuenta y dos.

Te casaste, la cagaste,
cuenta un viejo refrán,
en tu caso lo arreglaste
y si te paras a pensar,
a pesar de los problemas
que venían sin cesar,
hoy para comer tengo
y mañana Dios dirá.

El trabajar no te espanta
el continuo madrugar,
horas interminables
sin apenas descansar.

Una bici te compraste
la necesidad obliga,
no como después tus nietos
por capricho la tenían.

Muchos pinos ya plantaste
hoy como gigantes mecen
sus hojas verdes pereznes
y cuando ves desde lejos
las laderas bien pobladas
de recuerdos no andas falto,
mucho esfuerzo te costó,
y con ese dinerillo
la comida no faltó.

Los hijos fueron viniendo,
dos primero, a la vez
pero muy poco vivieron
a sufrir toca otra vez.

Y después fue ese Javier
que por los cincuenta ronda
luego vino ese Jesús
prometía y prometía
-qué grande ero-, sostuvo
-a las chaparras me subo-

La parejita rompió
la Raquelilla al nacer
¡qué suerte tuvo, rediós,
que con sillita contó!

Y la vida fue pasando
y ese pueblo diminuto
sin escuela se quedó.

Las ovejillas vendiste
a la ciudad emigramos
-por mis hijos ya nos vamos-

Los años pasando fueron
y ya jubilado estás
seguro que vas pensando
todo aquello, sin cesar.

Terjiversados caminos
carramontes empedrados,
aventaste en las eras
recuerdos de trigo y arados.

A Canredondo llegaste,
visitaste el Robedillo
que una vista muy bonita
ofrece del pueblecillo.

Podaste en el alto el Lomo
bebiste en las Fuentezuelas
y como viene bien dado
descansate,
en la fuente de Soldado.

A Vegafría ibas,
de Vegafría venías,
qué buena cosecha tendremos
este verano, decías.

Almorzaste en Valdesanchón
torrenito y trozo pan
choricillo y costillita
pero nunca salchichón.

Por el Carrascal, el cisco,
la taina por las Garriás,
y por los cerros las ovejas
no paraban de carear.

Parajes los de la Sima,
por Valdería las curvas,
y unos grandes chaparrales
allá por los Cirujales.

Hoy las manos encalladas
y hasta el pelo encanecido
los riñones protestando
y la cabeza..., en los trigos.

J.S.

3 comentarios:

El tuno negro dijo...

Prometer, es empeñar el futuro,
Desear, es no vivir el presente,
Olvidar, es despreciar el pasado,
Y Vivir, es contestar lo de siempre.

Discutir, prefiero seguir cantando,
Ser mejor, es intentar ser cambiado,
Suicidar, es no volver a arrepentirse,
Y Elegir, es pedirme demasiado.

Despertar, es un lapsus de los sueños,
Y Soñar, es una vida en balde,
Madurar, es regresar a tu padre,
Y Querer, como te quiero a ti.

Y no te pido mas, que te estés a mi lado,
Que me soportes loco, porque tu estas loca,
Y no te pido mas que me soportes callado,
Que me cuesta abrir la boca.

Manolo dijo...

Hola. Buscando, buscando referencias de Vegafría, he encontrado esta. No se cual será tu relación o la de tus antepasados con Vegafría, pero tal vez te interese echar un vistazo a http://vegafria.blogspot.com

Saludos.

Javier S dijo...

Manolo te agradezco la deferencia, la Vegafría a la que yo me refiero es un paraje de mi pueblo, Nódalo, y el bloc debe de ser de otra localidad.
Saludos
Javier