sábado, 25 de agosto de 2007

Mensaje subliminal


A quien corresponda...

2 comentarios:

El tuno negro dijo...

Hoy quiero escribirle a una ciudad.

Una ciudad hermosa, esplendorosa, pequeña, pero tan acogedora que me hace embriagar.

Ahora que en ella no puedo pasear,
algo me pasa y cada vez más,
me siento fatal,
la encuentro tanto a faltar…

Añoro cada uno de sus rincones,
añoro sus calles,
sus gentes,
su cielo azul,
añoro sus montañas,
su clima,
su tranquilidad.

La quiero como si fuera mía,
no me lo puedo explicar…,
la veo progresar,
y me alegro como un niño,
como un Soriano más.

Echo de menos esa Copa de tres bolas de helado en el CCC,
ese Te Americano en el Hispano,
ese pinchito con caña en el Avalón,
ese martes loco,
ese chino,
ese kebak,
esas clavadas en el Tribeca,
las butacas de esos cines Lara,
esa vida y ninguna más.

Y ahora no puedo,
la quiero a rabiar,
quiero estar en ella,
vivir y respirar.

Espero acudir en breve,
notar su esencia,
oler sus prados,
visitar sus pueblos,
nadar en su pantano,
porque siento que decaigo
y no aguantaré mucho más.

Dicen que es morriña,
pero esto es algo mas
deseo estar en ella
y nunca mas marchar.

Y es que Soria tiene algo,
algo diferente a las demás…

Aprobecha al máximo allí, Papa
sino luego, como yo, te arrepentiras...


El Tuno Negro, un Catalán pero Soriano de Corazón .

Javier S dijo...

Tuno negro,

piensa que todo lo que vives no tiene la fuerza que parece tener, lo que hoy es fantástico, mañana no lo parecerá tanto, lo que hoy es imprescindible, mañana puede resultar cansado. Tienes que estar preparado para todo. No lo olvides.